José Bessa Freire analiza con agudeza la intolerancia, discriminación y desvalorización que algunos medios de comunicación suelen tener en relación a los pueblos originarios del Brasil

El Diário do Iguaçu de Chapecó, en Santa Catarina, acabó víctima de su propio veneno. Vean el titular chocante de la edición del 3 de mayo de 2016, cuya foto de tapa circuló en las redes sociales: "Gerente de salud afirma que no va a faltar vagina". La pregunta que se impone es: ¿fue error de revisión, incompetencia, sabotaje o mala fe?

La misma pregunta se hubieran podido hacer los indios hace quince años, cuando leyeron en el mismo diario un artículo igualmente sorprendente, en enero de 2001, con una ilustración. Se trata de una entrevista con el edil Amarildo Sperandio, entonces del Partido Frente Liberal (PFL), donde afirma que es "un absurdo que los indios quieran más tierra, si no producen". Ignorante, alegó que "muchos en la reserva de Toldo Chimbangue, rubios y de ojos claros, no son indígenas auténticos". La ilustración caricaturesca de Alex Carlos muestra un "hombre blanco" armado con un machete, amenazando a un kaingang: - "Ya que indio quiere tierra, le voy a dar siete palmos de tierra". Una referencia al espacio ocupado por los muertos en el cementerio.

Ante la muerte anunciada, en otro cuadro el indio huye, dejando caer un celular, como "prueba" de la "falsa identidad" de los kaingang de la región. Está implícito que la tierra, al ser desocupada por los "falsos indios" puede ser invadida por las "clases productoras" que respiran aliviadas.

La incitación al crimen indujo a los kaingang a procurar el Ministerio Público Federal (MPF) que procesó al diario. Pero el Poder Judicial local hizo lo que se acostumbra hacer en la primera instancia: juzgó la acción improcedente. Al final, si uno abre la cabeza de un juez, va a encontrar allí dentro casi siempre fe en prejuicios, la misma fe que existe en la de un periodista, o el plural aumentado de fe, que en portugués significa también mal olor. Juez y periodista estudian en la misma escuela, asisten a los mismos programas de tv, leen el mismo diario y comparten la misma desinformación intolerante sobre las culturas indígenas.

Daños morales

El MPF, entre tanto, recurrió al Tribunal Regional Federal (TRF) de la 4ª Región, que hizo justicia y condenó a los acusados a pagar R$ 100 mil a los kaingang por daños morales colectivos causados por las noticias racistas. Los reos interpusieron recursos en el Superior Tribunal de Justicia (STJ), que se arrastraron a lo largo de doce años, pero ninguno fue admitido. El caso transitó en juicio. Con la condena definitiva en abril de 2016, el MPF decidió que los condenados paguen R$ 850 mil de indemnización en valores actualizados, con intereses, honorarios y multas.

El Diário do Iguaçu, tabloide a colores creado en 1997, con tiraje de 10 mil ejemplares diarios, hecho por 130 trabajadores directos y tercerizados, alegó imposibilidad de efectuar el pago, con riesgo de quebrar como O Iguaçu, su antecesor, lo que no es una buena noticia. Se trata del principal vehículo impreso del interior de Santa Catarina, con corresponsales y sucursales en las principales ciudades de la región, varios cuadernos temáticos que cumplen una función educativa, usados en las escuelas.

El cacique de la Tierra Indígena Toldo Chimbangue, Idalino Fernandes, dio pruebas de sabiduría al no permitir que el periódico desapareciera: - “Ellos dijeron que si fuesen a pagar en dinero, tendrían que cerrar el diario. Yo dije: no queremos dinero, queremos que Uds. contribuyan con la comunidad, informando a las personas para que sepan los absurdos que Uds. divulgaron. Precisamos también de personas formadas en Derecho y Pedagogía. Eso es más importante que el dinero”.

La indemnización

De la negociación entre las partes, nació un acuerdo interesante. El Diario asume los costos de estudiantes indígenas en la Universidad Comunitaria Regional de Chapecó (UnoChapecó) en los cursos de agronomía, derecho y enfermería, además de un grupo de 20 a 30 profesores indígenas en un curso de post-grado en Educación Intercultural: Metodologías de Enseñanza en Educación Básica. El pago del periódico a la Universidad será a través de permuta con la cesión de espacio.

Aún así, el Diário do Iguaçu queda todavía con una deuda de R$ 390 mil para saldar. Los kaingang aceptaron que el saldo restante sea pago también por medio de cesión de espacio. Durante cinco años, el diario va a publicar informativos, artículos, notas y cualquier otra publicación de interés de los indios, solicitada por el cacique Idalino. De esta forma, por primera vez en la historia del país, un periódico puede publicar una columna bilingüe portugués y kaingang, valorizando la lengua, rompiendo el bloqueo de racismo y dando mayor visibilidad a los indigenas.

El inédito acuerdo judicial permite que los kaingang usen más un instrumento para combatir la ignorancia, la barbarie y el prejuicio, que fueron responsables por muchas muertes, incluyendo la de Vítor Pinto, un niño kaingang de dos años, de la Aldea Kondá, comunidad indígena de Chapecó, degollada en diciembre pasado en los brazos de su madre cuando vendía artesanía en el litoral catarinense.

El Procurador de la República de Chapecó (SC), Carlos Humberto Prola, considera que "el acuerdo es importante por la autonomía que los indígenas tendrán en la gestión del espacio en el diario". El cacique Idalino concuerda, argumentando que "el prejuicio era muy grande, la mayoría de la población de Chapecó estaba contra nosotros, sin contar con los ediles, que siempre hacían discursos contrarios". Después de la decisión del TRF, las manifestaciones racistas de los ediles acabaron, por lo menos públicamente, informa nota del Consejo Indigenista Misionero (CIMI-Sul).

Cambio de letras

Las manifestaciones racistas ocuparon las páginas del diario durante todo el tiempo en que el proceso transitó en los tribunales. El Sindicato de los Profesores de Santa Catarina repudió públicamente otra ilustración publicada el 09 de agosto de 2012, que discrimina alumnos que ingresan por cuotas a las universidades federales, acusando al Diário do Iguaçu por no investigar los hechos para informar con imparcialidad. La nota concluye: - "Un vehículo tendencioso y prejuicioso no debería hacer parte de la lectura diaria de los catarinenses. Esperamos que la dirección de ese Diario se retracte, pues padres, alumnos y profesores de Chapecó y región están muy disconformes por la descalificación de la escuela pública presentada por la referida ilustración. Esperamos que el Diario no vuelva a tratar de cualquier cuestión de forma discriminatoria y con falta de respeto".

Ah, ¿y la falta de vagina? Investigación realizada por Riomar Bruno revela que el titular verdadero del diario fue otro, pero alguien lo adulteró con un lapicero, transformando las letras "c" de ‘vacina’ (palabra en portugués para vacuna) en la letra "g", tiró una foto y lo publicó en facebook. Pero no por eso las ‘vacinas’ dejaron de ser vacunas de la misma forma que los kaingang continúan kaingang, independiente de las adulteraciones. De cualquier forma, sospecho que después de la decisión judicial, no habrá más vagina en Chapecó.

Fuente:
José Ribamar Bessa Freire - Diário do Amazonas
http://www.taquiprati.com.br/cronica/1306-acordo-judicial-dos-kaingang-nunca-mais-havera-vagina-em-chapeco-version-en-espa
Fecha: 26/11/2016

Notas Relacionadas
Los niños kaingang y las letras de la escuela, 15 de abril 2016
Racismo en la Universidad, 24 de febrero 2016