EL TIEMPO Buenos Aires

Breezy

T18°
Breezy

Min: 11°C    Max: 20°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

Para inmigrantes que vienen de tradiciones republicanas o de países que han luchado contra el colonialismo, el actual juramento es anacrónico. La posible inclusión en el de los Tratados firmados con las Primeras Naciones sería un gran paso adelante

Un acto simbólico en el proceso de adquisición de la ciudadanía canadiense, para el cual es necesario cumplir con varias exigencias tanto de residencia en el país como el conocimiento de su historia y geografía, es el juramento de lealtad al país, que en los hechos es un juramento de lealtad a la reina británica Isabel II del Reino Unido.

En la ceremonia de adquisición de la ciudadanía, frente a un juez y la bandera canadiense, los inmigrantes deben hacer el siguiente juramento:

“Yo juro solemnemente que seré fiel y llevaré en mí una sincera lealtad a Su Majestad la Reina Isabel Segunda, la Reina de Canadá, así como a sus herederos y sucesores. Juro también que respetaré fielmente las leyes de Canadá y que cumpliré con mis deberes como ciudadano canadiense.”

Para muchos inmigrantes que vienen de tradiciones republicanas, o que vienen de países que históricamente han tenido que combatir contra los poderes coloniales para conseguir su independencia, este juramento puede ser un trago amargo, como tomar un purgante, sabiendo que al día siguiente, ya como ciudadano canadiense, las perspectivas de calidad de vida serán mejores.

Un reciente editorial del periódico canadiense, el Toronto Star, aborda este juramento, indicando que debe cambiar incorporando a los pueblos indígenas canadienses.
En un año en el que Canadá celebra su 150 aniversario, es necesario que el gobierno canadiense finalmente muestre respeto a las Primeras Naciones en el juramento de ciudadanía.

La agencia Canadian Press informó que se está considerando una revisión del juramento en el que los nuevos canadienses jurarán “respetar fielmente” los tratados firmados por el gobierno con los pueblos indígenas. Hacer esto simplemente requiere un cambio legislativo en la Ley de Ciudadanía canadiense.

El texto del nuevo juramento recomendado por la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, diría “Yo juro solemnemente que seré fiel y llevaré en mí una sincera lealtad a Su Majestad la Reina Isabel Segunda, la Reina de Canadá, así como a sus herederos y sucesores. Juro también que respetaré fielmente las leyes de Canadá, incluyendo los tratados con los pueblos indígenas, y que cumpliré fielmente con mis deberes como ciudadano canadiense.”

Documentos obtenidos por la Canadian Press también indican que el gobierno quiere cambiar el discurso que acompaña las ceremonias de ciudadanía para que haga referencia a los territorios tradicionales donde se lleva a cabo el evento y que incluya elementos sobre la historia de los pueblos indígenas.

Al mismo tiempo, Ottawa está reformando la guía de estudio utilizada por los inmigrantes en preparación para el examen de ciudadanía, para que incluya amplias referencias a la historia y las culturas de los pueblos indígenas que ya vivían desde hace miles de años en lo que hoy es Canadá. Esta es una buena iniciativa, que debía haber sido hecha hace mucho tiempo atrás, dice el Toronto Star.

El Jefe de la Asamblea de las Primeras Naciones en Canadá, Perry Bellegarde, dijo que “es importante que los recién llegados comprendan la importancia que tienen los pueblos indígenas en el pasado, el presente y el futuro de Canadá y que conozcan nuestra condición de naciones desde tiempos inmemoriales.”
Sin embargo, el simbolismo del cambio en el juramento de ciudadanía no significará mucho si el millón y medio de indígenas en Canadá continúa viviendo en condiciones de pobreza, desempleo, falta de oportunidades, altos índices de suicidio, viviendas de mala calidad y agua contaminada, con familias fragmentadas, altos índices de encarcelamiento y la cruel historia de cientos de niñas y mujeres indígenas desaparecidas y asesinadas, dice el Toronto Star.

Sin embargo, hay esperanza de que se produzca algo más que un simple cambio simbólico en el juramento de ciudadanía canadiense. Al momento de anunciar cambios en su gabinete el mes pasado, el primer ministro Justin Trudeau prometió modificar lo que llamó el enfoque “paternalista y colonial” del gobierno federal canadiense en materia de asuntos indígenas, dividiendo ese ministerio en dos departamentos encabezados por dos ministros.

Cambiar las palabras en el juramento de la ciudadanía para mostrar el respeto a las Primeras Naciones, cualquiera que sea la redacción final, es un paso simbólico e importante. El trabajo más arduo: el de lograr un verdadero cambio y el reconocimiento de los pueblos indígenas en Canadá, todavía queda por hacer, dice finalmente el editorial del periódico canadiense Toronto Star.

Por Rufo Valencia
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente:
http://www.rcinet.ca/es/2017/09/29/canada-debe-incluir-a-los-pueblos-indigenas-en-juramento-de-ciudadania/
Fecha: 4/10/2017

Notas relacionadas

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y Dirección General CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Domicilio legal: Jorge Newbery 1873, 3ro B (1426) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5244912. - Website realizado por arazifranzoni