EL TIEMPO Buenos Aires

Parcialmente nublado

T22°
Parcialmente nublado

Min: 16°C    Max: 23°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

“Nelvana de la Aurora Boreal” fue ideada y desarrollada por Adrian Dingle, después de escuchar historias inuit de una misteriosa figura parecida a una diosa. Aquí presentamos la entrevista con Hope Nicholson, editora e historiadora de comics canadienses. Hope fue la impulsora de la reedición de la historieta que hoy protagoniza el auge del cómic indígena.

En 1941 Adrian Dingle creó una de las primeras superheroínas de historieta: Nelvana, hija de un Dios y una mujer mortal, ligada al poder cósmico de las luces de la aurora boreal, esas que desde siempre los inuit y los vikingos siguieron en los cielos y aún hoy veneran.

Nelvana of the Northern Lights es la primera superheroína de Canadá, una de las primeras superhéroes femeninas, anterior a la Mujer Maravilla por varios meses y contemporánea de Miss Fury - la primera heroína creada por una mujer- y una de las creaciones más populares de la época de oro del cómic canadiense. Debutó en diciembre de 1941 en Triumph-Adventure Comics, como una serie que duró 31 números y seis años, incluso con su propio merchandising y novela gráfica.

Nunca fue reimpresa desde entonces hasta que en 2014 Hope Nicholson y Rachel Richey lanzaron una campaña en internet en el sitio de financiamiento colectivo Kickstarter. Esperaban reunir 25 mil dólares canadienses para realizar el proyecto, alcanzaron la meta en cinco días, al finalizar más de mil personas compraron en pre venta el cómic: la campaña recaudó $ 54.876 CA y además de reimprimir Nelvana, Nicholson continuó reeditando otros títulos de la época de oro del cómic canadiense y participó en el lanzamiento de Moonshot, una antología actual de cómic creado por indígenas, que no sólo cuenta historias tradicionales sino que narra futuros posibles.

Nelvana fue ideada y desarrollada por Adrian Dingle, después de escuchar historias inuit de una figura misteriosa parecida a una diosa retransmitidas por su amigo Franz Johnston, que había conocido a una mujer inuit llamada Cecil Nelvana Kamingoak. Dingle decidió "convertirla en una muñeca con minifalda" y así nació el personaje, defensora de los pueblos del norte y enemiga de las potencias del Eje. En las páginas de la historieta Nelvana, con la ayuda de su hermano Tanero, un semi Dios condenado a aparecer en la forma de un gran danés en la presencia de los Kablunets (los hombres blancos) y su leal ladero Corporal Keele, enfrentó reinas del hielo y dragones, sombríos contrabandistas de pieles, doppelganguers nazis, monstruos y a diversas encarnaciones de la tiranía. Después de crear varios personajes de cómics en la década de 1940 y convertirse en el director de arte de Bell Features, la editorial de cómics más grande de Canadá, Dingle se consolidó como un reconocido talento en las bellas artes canadienses.

El arte de la guerra

En 1940, Canadá implementó el War Exchange Conservation Act (WECA), una regulación que prohibió la importación de productos de lujo desde los Estados Unidos. Entre estos productos se encontraban los cómics. Con el mercado ahora abierto, Canadá comenzó a crear sus propios títulos, que hoy se conocen como “los blancos", por su falta de color interior. Mientras que millones de copias se vendieron en docenas de títulos desde 1941 hasta 1946, cuando los cómics estadounidenses volvieron a los kioscos de revistas al final de la guerra, la industria canadiense no pudo competir con su gran volumen y los bajos costos de impresión en color. Todos los cómics producidos durante el período de WECA se consideran parte de la Edad de Oro del cómic de Canadá.

El regreso

Hope Nicholson y Rachel Richey son dos fans del cómic y académicas, apasionadas de la época de oro del cómic canadiense. Rachel editó el blog Comic Syrup y Hope fue productora del documental Lost Heroes, sobre superhéroes de cómics canadienses. A la vez organizaban eventos de cómics en Toronto y apoyan a talentos locales reconocidos y nuevas promesas.

Mientras producía Lost Heroes, Hope se puso en contacto con los propietarios de los derechos de autor de Nelvana of the Northern Lights. “Después de un año de charlar con ellos, les planteé la idea de devolver a Nelvana a los lectores, y me sentí honrada de tener una licencia exclusiva de derechos de reimpresión para las historias. Estoy agradecida por el apoyo de Corus Entertainment, Michael Hirsh y National Archives of Canada por hacer que todo esto suceda. Después de años de comunicación por correo electrónico, Rachel y yo, ahora vivíamos en la misma ciudad y hemos establecido fuertes conexiones con artistas de comics, minoristas y fanáticos. Todos mostraron un enorme entusiasmo por el proyecto y nos dieron su apoyo inmediato”, recuerda Hope.

A pesar de que no tenían que crear el trabajo en sí, sí hubo mucho tiempo, trabajo y viajes necesarios para armar la colección. Se trasladaron al Archivo Nacional de Canadá en Ottawa, revisaron colecciones privadas en Ontario para capturar escaneos, ya que las placas del arte original se perdieron hace tiempo. Los cómics canadienses de la época de oro son de los más raros del mercado, se estima que existen menos de 10 ejemplares de cada uno. Se sospecha que hay algunos que simplemente ya no existen. A través de sus conexiones con la comunidad de coleccionistas, pudieron ubicar al menos una copia y en algunos casos hasta tres, de cada ejemplar de la historia completa de Nelvana. Tuvieron que comprar y alquilar equipos y software para capturar y restaurar la colección en alta definición, con una mínima alteración de la obra de arte original. Luego producir y enviar todos los libros y premios de incentivo a todos los patrocinadores.

En el libro participaron el artista ganador del premio Eisner, Ramón Pérez, a cargo del diseño estético del proyecto, los prólogos fueron aportados por Michael Hirsh (fundador de Nelvana Animation), la compañía que produjo el exitoso dibujo animado Babar) y el Dr. Benjamin Woo (historietista). Hubo arte original creado exclusivamente para la campaña por más de 20 artistas que trabajaron en títulos como Wolverine, X-Men, Flash y Star Wars: Clone Wars.

El proyecto tuvo repercusión Hope Nicholson ahora es propietaria de la editorial Bedside Press y trabaja asesorando proyectos en la plataforma de financiamiento colectivo Kickstarter. Anteriormente defendió la conciencia de la historia del cómic canadiense de la década de 1940. Recientemente, fue la editora del primer volumen de la antología indígena de historietas"Moonshot", de la colección de antologías de comics sobre mujeres "The Secret Loves of Geek Girls", y de The Spectacular Sisterhood of Superwomen para Quirk Books. Hope describe su tarea así: “Conecto personas para ayudar a contar historias mejor. He logrado un éxito significativo en la creación de conexiones entre artistas, escritores, editores y lectores. Soy una editora basada en Winnipeg, también soy historiadora, escritora y organizadora de eventos”.

-En las publicaciones en las que participas hay un vínculo entre los distintos sectores de la sociedad ¿cómo se fue desarrollando esa línea?

-Comencé mi carrera como investigadora e historiadora de cómics de la década de 1940, y eventualmente aproveché este interés secundario en el largometraje Lost Heroes, que encabecé en investigación y coordinación como productora de la película. Al observar la falta de material de referencia para los cómics canadienses de los años 40, realicé campañas para reimprimir a Nelvana, Brok Windsor, Wow Comics y Polka Dot Pirate. Mi interés se expandió a otras áreas de la historia de los comics, lo que me llevó a reproducir Sally the Sleuth, un cómic sexual de los años 30 y Fashion In ActIon, un cómic de ciencia ficción dirigido por mujeres de los años ochenta. Este interés también me llevó a escribir The Spectacular Sisterhood of Superwomen para Quirk Books, un alegre libro de historia que muestra el papel cambiante de los personajes femeninos en los cómics.

He curado colecciones enfocadas en creadores indígenas, como Moonshot vol. 1 y vol. 2 para AH Comics, y Love Beyond Body, Space and Time, de Bedside Press, una colección de historias de ciencia ficción queer indígenas. También he destacado historietas judías con A Bunch of Jews y comics y prosa musulmanes con la colección Romance de Ahibibi: A Muslimah. Además, he sido la curadora y editora de la serie The Secret Loves of Geeks, que comenzó con la publicación en mi editorial de The Secret Loves of Geek Girls, más tarde reeditado por Dark Horse Comics, y seguido por The Secret Loves of Geek Girls: Redux, y The Secret Loves of Geeks, de todo género. Guié la creación de la serie de comics de Margaret Atwood para Dark Horse, asesorándola en el proceso de creación de comics, emparejándola con sus colaboradores Johnnie Christmas y Tamra Bonvillain, formando un trato con Dark Horse Comics, y ayudando en la comercialización y promoción de los libros terminados”.

- ¿Te interesa publicar historias que el mercado masivo margina?

- Mi objetivo es ayudar a contar historias, pero no significa nada si las personas no pueden acceder a las historias. Para ayudar a mi comunidad local de Winnipeg a acceder a los cómics con la misma facilidad que a cualquiera de aquellos en las ciudades más grandes, ayudé a crear dos proyectos separados: el Prairie Comics Festival y Winnipeg Geek Girls Social Club. La accesibilidad es importante en persona, y también en línea. Como Líder de pensamiento de Kickstarter, ayudo a los creadores de cómics a aprender sobre la plataforma de crowdfunding y ofrezco consejos en convenciones como representante de la compañía. Hasta la fecha, he llevado a cabo siete exitosas campañas de Kickstarter, y he sido coorganizadora en tres más”.

- ¿Tenés un episodio favorito de Nelvana?

- Siempre me gustó más la historia que solo apareció en "The Death-deal Double" (El doble del pacto mortal). Era una historia completamente autónoma, de ritmo rápido y tenía un villano realmente detestable, pero humano.

- ¿Entre los artistas indígenas que participaron en Moonshot había fans de Nelvana? ¿Cómo fue recibida la reimpresión de Nelvana por los pueblos originarios de Canadá?

- Por lo que sé, ninguno de los colaboradores de Moonshot eran fanáticos de Nelvana, ella no es muy conocida. Más allá de las buenas ventas, la recepción ha sido mixta, dado que los cómics fueron creados por dos hombres blancos, y se nota. La familia de la Nelvana original se alegró de conocernos y me entusiasmó poder conocer la historia de la comunidad.

- Eso suena como una buena experiencia ¿Cuáles eran las diferencias más grandes entre la persona real y el personaje? ¿Cómo fue su relación con los autores del cómic?

- Nelvana, la que inspiró a la súper heroína, fue una tranquila, calma y gentil mujer que fue una amorosa madre y abuela. Como pueden ver en la foto que les envío para compartir con los lectores. El artista Franz Johnston conoció a esta mujer en Coppermine, que ahora es Kugluktuk, (lugar del agua que se mueve en el lenguaje inuinnaqtun) en Nunavut (n de la r: justo frente al ártico en el noroeste de Canadá). Él pintó un retrato de ella y lo llevó a Toronto, donde se lo mostró a su amigo Adrian Dingle. Ambos decidieron crear una súper heroína basada en ella, en algún momento, entre el registro de los derechos de autor y la publicación del primer episodio, Johnston se alejó del proyecto. Conocí a la nieta de la Nelvana original, también llamada Nelvana, en Guelph. Ella estudia resoluciones de reclamos de tierras, y vive ahora en Winnipeg, donde también resido yo.

- Desde la reimpresión de Nelvana muchas cosas han sucedido en el mundo, el movimiento de mujeres ha obtenido más notoriedad y la industria de películas masivas lanzó varios films protagonizados por heroínas, a la vez que en la web la serie basada en el libro de Margaret Atwood, El cuento de la criada, fue un éxito. ¿Crees que Nelvana pueda ser llevada al cine?

- Actualmente Nelvana aún no es de dominio público, lo será en aproximadamente 9 años, quizá sea posible en ese momento. Sin embargo, Canadá no suele hacerlo muy bien para producciones de grandes presupuestos.

-¿Cómo fue colaborar con Margaret Atwood?

- Fue muy fácil colaborar con Margaret, ella aprende rápido en nuevos medios, y también es buena para aceptar la dirección de personas más experimentadas en el campo, como nuestro artista Johnnie Christmas.

- Hace pocos días finalizó la campaña de pre venta de la nueva edición de Moonshot, pero se anuncia a Beth Lapensé como editora, ¿ya no estás relacionada con el proyecto?

- Bajé de Moonshot para que una editora indígena pudiera ocupar mi lugar. Me complació ver su volumen 3 tener éxito.

-¿Crees que Moonshot contribuyó en alguna manera a un cambio en la sociedad?

- Sí. Creo que Moonshot ha sido tan popular porque presenta un futuro esperanzador.

- ¿Qué opinas del movimiento cultural de futurismo indígena?

- Me encanta publicar futurismos indígenas, y he hecho uno hasta la fecha, con dos más en camino en un futuro cercano.

- ¿Cómo ves las políticas sobre reconciliación que el actual gobierno de Canadá promueve?

- Creo que la idea de la reconciliación está tan atascada por los hilos de la política, que pueden producirse pocos resultados significativos. Creo que los artistas y los ancianos están haciendo la parte más difícil del trabajo para promover la curación, en lugar del gobierno canadiense.

-¿Cómo es tu relación con la aurora boreal? ¿Qué significan para vos como mito o idea?

- No tengo ninguna relación, vivo demasiado al sur para verla. Pero bueno, ¡definitivamente es real! Conozco algunas historias. Algunas comunidades inuit piensan que las luces en el cielo son los ancestros que juegan juegos en todo el cielo. En la década de 1900, los mineros que buscaban oro pensaron que era una señal de dónde estaba la fuente de oro, la veta madre. Es interesante, pero no sorprendente, que quienes respetan la tierra la consideran como familia, y quienes la explotan la consideran como una riqueza potencial.

Por Pablo Andrés Bobadilla Echenique
Fecha: 5/4/2019

Notas relacionadas

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y creación original: CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Dirección general: LUCAS MARTINEZ SARASOLA.
Domicilio legal: Olleros 1878. Piso 10 B(1008) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5341607. - Website realizado por arazifranzoni