EL TIEMPO Buenos Aires

Parcialmente nublado

T22°
Parcialmente nublado

Min: 16°C    Max: 23°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

Nuestro corresponsal ofrece su particular visión de estas celebraciones diferenciando lo turístico de lo cultural, en una reflexión que apunta a generar consciencia entre los originarios

En las últimas décadas, en las comunidades indígenas de la Quebrada de Humahuaca provincia de Jujuy, se han multiplicado los Festivales Folclóricos Culturales que hacen honor o referencia a algo en especial que tenga que ver con la Comunidad, por ejemplo: Festival del Queso, Festival del tamal, Festival de la Chicha, Festival del Cardón, Festival kutana, Festival de la Copla, Festival de la Vestimenta Autóctona, Festival de la Hierbas Medicinales, Festival de la Ankañoka, Festival de la Comida Regional, Festival del Chivo, Festival del Maíz, Festival del Churqui, Festival del Sauce, Festival de la Zanahoria y una larga lista casi interminable de festivales con sus respectivas ediciones.

Por supuesto que todos tienen una gran fundamentación entre los que podemos decir la preservación y difusión de la cultura de la comunidad, fortalecimiento de usos y costumbres ancestrales, etc, etc,

Creo yo que la proliferación de estos festivales sea quizás como una sana competencia entre comunidades para ver quién o qué comunidad lo hace mejor, o tal vez sea por una moda que algunos denominan el Pachakuti, se me ocurren varias hipótesis del porqué de estos festivales sin dejar de lado la estrategia turística que se generan desde las instituciones gubernamentales.

Estas actividades folclóricas y de puro espectáculo son organizadas con gran entusiasmo por los integrantes del Consejo Comunitario, se realizan rifas, bingos, se solicitan donaciones a diferentes instituciones, se gestionan los permisos correspondientes para llevar a cabo el festival y el infaltable baile popular con el que dan fin a todos estos encuentros folclóricos, invirtiendo una gran cantidad de dinero en permisos para la venta de bebidas alcohólicas, el contrato de personal de la policía para la seguridad, publicidad a través de radios comerciales, y de afiches y pancartas, se suman también los permisos para la difusión de la música, y otros impuestos más, a todo esto, también agregamos el alquiler del sonido y el contrato de algunos artistas de renombre provincial.

En muchos de estos festivales que organizan las comunidades indígenas colaboran los Gobiernos Municipales y también el Gobierno Provincial a través de sus Secretarias de Turismo y Cultura con algunos premios, con la presentación de algún artista de renombre o con la publicidad, por supuesto el gobierno colaborará y cumplirá, siempre y cuando lo soliciten con el debido tiempo y con la debida suplica.

Los pequeños productores que participan del festival logran en el mejor de los casos poder vender sus productos, en las carpas logran vender sus comidas y bebidas y en el gran baile popular a través de la venta de bebidas alcohólicas, se puede llegar a recuperar un porcentaje del dinero invertido.

Tanto tiempo, tanto dinero, tanto entusiasmo que le ponen nuestros hermanos indígenas a estas actividades de atracción turística, que no son ancestrales, para no quedar al margen del gran circuito que llega hasta los rincones más lejanos. Quizás la culpa no la tenga el turista sino los que promovieron el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad.

Copleras actuando en los escenarios, señaladas de hacienda a las apuradas, competencias de las bolas más grandes de chivos, la cabra más lechera y tetona, y lo que la imaginación pueda brindar… etc, etc,

¿Y luego qué?... la comunidad sigue igual con sus problemas, falta de atención en la salud, Escuelas colonizadoras donde la Educación Intercultural Bilingüe es una fantasía, Escuelas que se caen a pedazos o en las que ya no concurren los niños, muchas comunidades siguen exigiendo el título de sus tierras, algunas sufren la falta de comunicación apenas si llega el diario de la semana pasada, y otros miles de problemas que padecen día a día, pero en el imaginario del indígena de la comunidad, la siguiente edición del Festival, ya se está organizando.

¿No es acaso esto una gran distracción para los indios de las comunidades, que pudiendo generar con el mismo entusiasmo, con la misma fuerza y tiempo otras actividades de desarrollo, concientización y de fortalecimiento que no tengan nada que ver con lo folclórico y turístico?

Me refiero a encuentros, espacios de debates y reflexión, intercambio de opiniones y experiencias con otros hermanos de otras comunidades, fortalecer la unidad y la organización.

Y si, tanto les gusta a nuestros hermanos indígenas las fiestas que con gran imaginación llegaron a inventar sus festivales X, pues que acompañen estos momentos de diversión cultural etílica, con un despertar de conciencias y dejar de ser solo la atracción folclórica del Festival para ser los generadores de un verdadero camino de libertad y de poder indio.

Fuentes
Argentina Indymedia
http://argentina.indymedia.org/news/2016/10/897503.php
Imagen de la multitud:
http://www.eltribuno.info/la-atractiva-quebrada-humahuaca-invita-visitarla-n661368
Fecha: 4/11/2016

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y creación original: CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Dirección general: LUCAS MARTINEZ SARASOLA.
Domicilio legal: Olleros 1878. Piso 10 B(1008) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5341607. - Website realizado por arazifranzoni