EL TIEMPO Buenos Aires

Parcialmente nublado

T22°
Parcialmente nublado

Min: 16°C    Max: 23°C

suscribirse
Recibir resumen períodico
de las noticias y artículos
más destacados del diario.

"La historia de América es la historia de sus lenguas: que tenemos que lamentar cuando ya muertas, que tenemos que visitar y cuidar cuando enfermas, que podemos celebrar con alegres cantos de vida cuando son habladas.”

(Bartomeu Meliá - Pasado, presente y futuro de la lengua guaraní - 2010)

En una de las lenguas guaraní, el hombre llama una hermana su: xereindy, algo así como " luz de mi vida”. La mujer llama su hermano: xekywy, “aquel que esta siempre a mi lado". Eso entre otras formas de marcar con léxico específico las relaciones entre hermanos según el género y lugar que ocupan. La antropóloga guaraní Sandra Benites comenta:

- El hermano ampara y la hermana lo ilumina para que no se pierda en la oscuridad.

Ese modo único de nombrar las relaciones de parentesco y las demás cosas caracteriza cada una de las 6.700 lenguas del mundo, de las cuales 5 mil son indígenas, la mayoría en riesgo de extinción. Cada una de ellas guarda un tesoro cultural, entre otros, conocimientos sofisticados sobre el ecosistema, métodos de conservación, secretos para curar, misterios de la vida de las plantas, comportamientos de animales y de seres humanos, sistemas de clasificación, literatura oral, poesía, cantos - todo eso acumulado en miles de años, que precisa ser estudiado y compartido con el mundo entero.

Sin embargo, según el irlandés David Crystal, en " La revolución del lenguaje ", cada semana desaparece una lengua, a un ritmo sin precedente en la historia de la humanidad, por lo que constituye un dato dramático y alarmante:

- Una lengua que desaparece cuando a sus hablantes se les expulsa de sus tierras cuando la comunidad, por esa y otras razones pierde el deseo de preservarla. Si una lengua nunca se documentó muere, es como si jamás hubiera existido "-

Si el guaraní hablado en cuatro países desaparece del planeta, nadie llamará a su hermana "luz de mi vida", porque esas formas poéticas de leer las relaciones fraternas desaparecen también. Lo que significa que la muerte de una lengua es tan catastrófica para la humanidad como la extinción de una planta de un animal, porque con ella se pierden formas de imprimir sentido a las relaciones y de entender el mundo.

- La lengua es sagrada porque guarda el pensamiento de un pueblo. Si yo hablo en ingles la palabra casa, me trae a la memoria una construcción de paredes. Pero en lengua Yaathé casa es cetutxiá, que significa lugar de sonreír, paz, alegría –

¿Cómo impedir esta desaparición?

La ONU celebra el Año Internacional de las Lenguas Indígenas, en 2019, período en que la UNESCO promueve eventos en defensa de esas lenguas en peligro, consideradas moribundas y dará su aval a gobiernos, organizaciones indígenas, universidades y centros de enseñanza investigación para realizar actividades en por lo menos 90 países donde las lenguas indígenas son habladas por el 3% de la población mundial.

¿Y en Brasil?

Las lenguas indígenas, jamás reconocidas por las instancias de poder, fueron reprimidas y manipuladas en todo el continente americano a lo largo de su historia. Perdieron hablantes, sus tierras fueron usurpadas, sufrieron castigos y humillaciones en la escuela por el uso de las mismas. Más de mil lenguas habladas en Brasil fueron minimizadas, silenciadas y extinguidas. El Estado brasileño solo cambió su discurso en la nueva Constitución de 1988, al reconocer que los indios tienen derecho a usar sus lenguas originales como forma de ejercer su ciudadanía y etnicidad.

Ese Brasil que nunca se consideró un país plurilingüe, ni siquiera sabía cuántas lenguas se hablaban en su territorio. El Censo de IBGE, por primera vez en 2010, contabilizó 274 lenguas indígenas, a partir de la auto-afirmación de los propios hablantes, sin embargo, los lingüistas proponen un número que oscila entre 160 a 180, considerando que muchas pueden ser variedades de variedades una misma lengua.

Desde entonces, registramos avances. Se capacitaron profesores indígenas para dar clases a 250 mil niños en más de 2.700 escuelas interculturales, la mayoría bilingües. Se creó en 2010 el Inventario Nacional de la Diversidad Lingüística, permitiendo al IPHAN (Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional) identificar algunas lenguas indígenas como "lenguas de referencia cultural brasileña". Universidades, museos y centros de desarrollo desarrollaron proyectos para documentar las lenguas en peligro y algunos indios se graduaron en maestría y doctorado en lingüística.

Todas esas conquistas están ahora amenazadas por la corriente ideológica que toma pose el día 1º de enero. El presidente electo con 57 millones de votos anuncia que va a revisar las demarcaciones de tierras, que la diversidad atenta contra la nacional, que va a proporcionar medios para que los indios se integren a la sociedad para que sean iguales a nosotros. ¿Nosotros? ¿Quién quiere ser igual a Jair Bolsonaro?

Retroceso

Estimulado por ese discurso, el agronegocio ya está afilando los dientes, con ataques en varias regiones del país. En Pernambuco, pistoleros invadieron la tierra Pankararú, el miércoles (26), e incendiaron la escuela indígena, la guardería y el puesto de salud. En Maranhão, el cuarto (19), una fuerza policial sacó a 160 familias de indios Tremembé de sus tierras y con tractores destruyeron las plantaciones cultivadas sin agro tóxicos. En Amazonas, el sábado (22), bandoleros armados atacaron la base de la Funai en la Tierra Indígena Valle del Javari. En Mato Grosso del Sur, el martirio de los Guaraní-Kaiowá es permanente. Silencio sepulcral de los grandes medios de comunicación, con raras excepciones.

Ese es el espíritu que anima al nuevo gobierno: truculencia, burla, ignorancia, estupidez. El movimiento indígena y los "dulces indios cocorocos" ya están organizándose para celebrar, por cuenta propia, la defensa de sus lenguas y de sus territorios. La resistencia continúa.

El historiador mexicano Miguel León Portilla escribió en lengua náhuatl un bello poema, cuya versión al portugués es " Cuando muere una lengua”. En el Año Internacional de las Lenguas Indígenas pedí licencia al autor para resucitar las lenguas en esta otra versión:

CUANDO VIVE UNA LENGUA

Cuando vive una lengua
se reflejan en ella
como en un espejo
las cosas divinas y el universo:
estrellas, sol y luna;
las cosas humanas:
pensar, sentir, amar.
Cuando vive una lengua
todo lo que hay en el mundo,
mares y ríos,
animales y plantas
se piensa y se dice
con susurros y sonidos
que ya no existen.

Cuando una lengua está viva
se abren, entonces,
a todos los pueblos del mundo
una ventana, una puerta,
un asomarse
de modo distinto
a lo que es ser y vida en la tierra.

Cuando una lengua está viva
Sus hablantes logran renovar
sus palabras de amor, sus entonaciones de dolor y querencia,
tal vez sus viejos cantos, sus historias, discursos, oraciones.
Pero cuando muere una lengua,
Ah! cuando muere una lengua,
la memoria se apaga,
la humanidad se empobrece.

Por José R. Bessa Freire. Diario del Amazonas
Fecha: 9/01/2019

Foto interior: de Renato Soares
Fuente: http://www.taquiprati.com.br/cronica/1431-as-linguas-indigenas-o-brasil-e-a-unesco-em-2019

El Orejiverde es un proyecto apoyado por Fundación Felix de Azara Fundación de Historia Natural Félix de Azara, con el auspicio de:

Del nuevo extremo Grupo Editorial
Lof Vicente Catrunau Pincén
Universidad Nacional de Tres de Febrero

y los auspicios institucionales de

UNGRAL
PAZ Y JUSTICIA
TEFROS
RELATOS DEL VIENTO
CCAIA
Takiwasi
Genocidio
Pressenza
Universidad Popular Originaria
Grupo Universitario de Investigación en Antropología Social
Grupo Documenta
Ministerio de Educación
Grupo Inernacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas
Servicios en Comunicación Intercultural
BLIBLIOTECAS RURALES DE CAJAMARCA
Logo del Movimiento en Defensa de la Pacha
 ProArHEP del Departamenro de Ciencia Sociales de la Universidad Nacional de Lujan
 Universidad Nacional de Lujan
Tigre Municipio
PCCA
BIOANDINA ARGENTINA
MUSEO ETNOGRAFICO
RADIO YANDE
INAI

2015. El Orejiverde. Idea y creación original: CARLOS R. MARTINEZ SARASOLA. Dirección general: LUCAS MARTINEZ SARASOLA.
Domicilio legal: Olleros 1878. Piso 10 B(1008) CABA.
Número de Registro de Propiedad Intelectual 5341607. - Website realizado por arazifranzoni